Habitaciones

Sus diecinueve habitaciones y estancias comunes, lucen mobiliario antiguo y colonial, combinado con tapicerías modernas, y todos los detalles hoy en día necesarios para garantizar el máximo confort.

La cuidadosa rehabilitación de La Quinta, fiel a su espíritu original, no ha sido excusa para no dotarla de servicios esenciales, como wifi gratuito en todo el edificio, ascensor o  accesos adaptados. Detenemos el tiempo, pero mirando al futuro.

Impresionantes vistas desde todas las habitaciones, amplias, unas con espaciosos corredores (habitaciones con salón), otras con terrazas, y todas ellas inundadas del silencio, la paz y la luz de la comarca del Bajo Deva: paraíso infinito.